El CD Ginelux Juan Grande se mide al primer filial del FC Barcelona en la Ciutat Esportiva Joan Gamper FCB (domingo, 15:00 hora canaria) en el primer partido del año recién estrenado. Las grancanarias viajan con ilusiones renovadas, tras el empate ante el potente Deportivo Abanca en el último enfrentamiento de 2022.

Celebración de un gol entre las jugadora Núria Ferrer y Daysy Bareiro.

Un buen resultado para acabar el año y unos días de descanso han permitido a la plantilla del CD Ginelux Juan Grande recargar las baterías. El 2023 se inicia en una plaza difícil, ante uno de los equipos más potentes a nivel ofensivo de toda la categoría, pero con la ilusión de que la salvación es posible.

Hace dos jornadas, parecía que el CD Ginelux Juan Grande había tocado fondo. Una derrota ante el filial del Athletic en Lezama (3-1) envíaba al conjunto grancanario al fondo de la tabla y ponía cierta distancia con respecto a los puestos de permanencia. Y, en teoría, lo peor estaba por llegar: recibir al líder de la categoría en casa en el cierre del año.

Sin embargo, el CD Ginelux Juan Grande ha demostrado varias veces durante el año que no es un equipo que se rinda fácilmente y, hasta la fecha, siempre ha competido en prácticamente todos los partidos que ha disputado. Y una vez lo demostró ante el Deportivo. A pesar de que las coruñesas se habían adelantado en el partido, las amarillas igualaron el resultado e incluso dispusieron de varias ocasiones para obtener un mejor resultado.

Mar Rubio en una celebración de gol.

Un empate que se traducía en un balón de oxígeno moral para terminar un año que ha sido duro. El estreno de la nueva categoría está siendo bastante complicado. A pesar del buen arranque en las primeras jornadas, el CD Ginelux Juan Grande entró en una dinámica de malos resultados que le ha llevado a los puestos bajos de la tabla clasificatoria.

Sin embargo, este punto sumado ante el Deportivo Abanca, unido a la derrota del Athletic B en Albacete, permitía a las grancanarias abandonar el farolillo rojo en detrimento de las bilbaínas. Aún no se ha llegado al ecuador de la competición y restan muchos puntos por el camino. La salvación se sitúa a tan solo dos victorias -seis puntos- de distancia.

Para el nuevo año, la receta parece clara: asegurar los resultados hasta el último minuto y mejorar las prestaciones en ataque. Son varios los puntos que han ‘volado’ en los tramos finales de los encuentros, como sucedió ante Granada CF o Albacete. De hecho, las de María Pontejo estarían mejor clasificadas de no ser por esos goles de última hora.

Anna Lizarraga en un partido de la temporada pasada 2021/22.

La otra clave para la remontada es mejorar el acierto de cara a gol. El CD Ginelux Juan Grande ha dispuesto de ocasiones en todos los partidos. En algunos, incluso ha gozado de numerosas ocasiones para anotar. Sin embargo, la falta de puntería sitúa a las amarillas como el equipo menos goleador de la categoría con tan solo ocho tantos.

El partido ante el FC Barcelona B debe suponer un cambio en la dinámica del equipo. Un buen resultado en la Ciudad Condal, ante uno de los equipos más fuertes del campeonato, permitiría a las amarillas constatar la mejoría y, sin duda, supondría un ‘espaldarazo’ de cara al resto de la temporada que aún está por venir. 

Comments are closed

Comentarios recientes